Contemplando el Crepúsculo en mi terruño, evoca ciertas nostalgias de nuestra existencia, de cuanto tiempo estaremos palpado lo tangible, para trascender aun estado espiritual.




Fuente