Cuando la naturaleza te quiere manifestar sus matices, basta dejar a un lado lo cotidiano y voltear a verla.




Fuente