Invitación oficial de la Santa Misa cuando el padre Toribio Romo se ordenó sacerdote en 1923.




Fuente